Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Crisis por el uso de opioides, buscan reducir exposición innecesaria

Por The LatinOH

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) anunció la puesta en marcha de una nueva campaña educativa para ayudar a los estadounidenses a entender la importante función que desempeñan en el retiro y eliminación adecuado de los analgésicos opiáceos con prescripción médica de sus hogares.

Esta iniciativa, es parte de la labor permanente de la FDA para combatir la crisis nacional de opioides, y tiene como objetivo ayudar a reducir la exposición innecesaria a éstos, así como prevenir nuevas adicciones.

La campaña ‘Elimine el Riesgo‘ va dirigida a mujeres de entre 35 y 64 años de edad, quienes son las más proactivas en participar en las decisiones de salud en el hogar, y con frecuencia son las que controlan el acceso de los opioides y otros medicamentos de prescripción médica en el hogar.

“La epidemia de adicción y sobredosis de los opioides es una de las tragedias de salud pública más grandes a las que nos enfrentamos como nación, y ningún grupo es inmune”, afirmó la doctora. Amy Abernethy, subcomisionada principal de la FDA. “Sabemos que muchas personas que abusan de los opioides de prescripción médica informan haberlos obtenido por un amigo o un familiar. Si cada hogar se deshiciera de los analgésicos opiáceos una vez que dejan de ser médicamente necesarios para el propósito para el cual fueron recetados, esto tendría un gran impacto en la crisis de los opioides que sufren las familias y las comunidades en los Estados Unidos”.

Los opioides de prescripción médica son fármacos potentes para reducir el dolor que pueden ayudar a los pacientes acontrolarlo con éxito siempre y cuando se receten para el padecimiento correcto y se usen como es debido.

Sin embargo, cuando se usan de manera indebida o se abusa de ellos, estos medicamentos pueden causar daños graves, como adicción, sobredosis y la muerte. En 2017, las farmacias minoristas expendieron más de 191 millones de recetas de opioides a casi 60 millones de pacientes, ya sea por primera vez o al resurtirlas. Tanto como 90% de estos pacientes informaron no terminarse lo que se les recetó, dejando potencialmente millones de opioides de prescripción médica sin usar en los botiquines y otras partes de los hogares estadounidenses si no se los elimina como es debido.

Ese mismo año, 47,600 personas murieron por una sobredosis de opioides. Según datos de la Encuesta Nacional sobre la Salud y el Consumo de Drogas de la Administración de Servicios Contra el Consumo de Sustancias Ilícitas y de Salud Mental, la mitad de las personas que abusaron de los opioides de prescripción médica los obtuvieron con un amigo o con un familiar.

“Demasiados estadounidenses, tanto adolescentes como adultos, acceden a los opioides por primera vez al encontrarlos en los botiquines de sus padres, familiares y amigos. Hay millones de pastillas de opioides sin usar que no debieran estar disponibles ni a la mano en nuestros hogares”, advirtió el doctor Douglas Throckmorton, subdirector de programas de control del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA. “Nuestra campaña ‘Elimine el Riesgo’ sirve tanto para educar a los estadounidenses acerca de este problema como para proporcionarles pasos fáciles de seguir para que puedan eliminar de inmediato los opioides de prescripción médica de sus hogares y evitar que contribuyan inadvertidamente al riesgo de que un amigo o un ser querido use estas drogas de manera indebida o abuse de ellas”.

Las opciones de recolección de medicinas son la manera preferida de deshacerse de la mayoría de los medicamentos innecesarios de una forma segura, incluyendo los opioides. Los centros autorizados pueden encontrarse en farmacias minoristas, farmacias de hospitales o clínicas, y estaciones de policía.

Algunos centros de acopio autorizados también pueden ofrecer programas de envío por correo o “buzones” de recolección para ayudar a los pacientes a deshacerse de sus medicinas sin usar de una manera segura. Además, la ley de Prevención del Trastorno por Consumo de Drogas que Fomenta la Recuperación y Tratamiento de los Opioides para los Pacientes y las Comunidades (SUPPORT, por sus siglas en inglés) le otorgó a la FDA la autoridad para exigir que los fabricantes diseñen tecnologías de eliminación (como bolsas de envío por correo) para que a los pacientes les resulte aún más fácil sacar de su hogar las medicinas sin usar.
 
Éste es sólo uno de los muchos esfuerzos que se realizan para combatir la tragedia que acarrean los opioides. La FDA refuerza su compromiso de enfrentar esta crisis nacional en todos los frentes, con un foco importante en la disminución de la exposición a los mismos y la prevención de nuevas adicciones, el apoyo al tratamiento de quienes padecen algún trastorno por su consumo, el fomento de la creación de terapias novedosas para tratar el dolor, y la adopción de medidas contra quienes contribuyen a su importación y venta ilegal.

Advertisements
%d bloggers like this: