Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Cuarentena, ¿qué hago con los nenes?

Por Neyssa García Toucet | The LatinOH

La pandemia ocasionada por el coronavirus (COVID-19) ha causado el cierre de miles de escuelas en toda la nación americana y la pregunta que se hacen muchos padres es, ¿qué hago con los nenes?

Los padres que trabajan pueden prepararse buscando alternativas para el cuidado de los niños y hablando con sus empresarios o patrones sobre la posibilidad de trabajar desde casa durante el cierre de la escuela. Por otro lado, la Asociación Americana de Pediatría ofrece una serie de consejos que verán a continuación:

Si sus niños deben permanecer en casa debido a esta emergencia, trate lo más que pueda de que sus días tengan una rutina establecida.

  • Lea libros con su niño. No solo es divertido sino que  leer juntos estrecha el lazo familiar con usted y es bueno para su desarrollo.
  • Saque tiempo para juegos activos. Saque el juego de bloques, pelotas, lazos para saltar y cubos y permita que reine la creatividad. Que los juegos sean como a las escondidas o crear hasta un fuerte o caseta utilizando las sabanas de la cama. Permita que sus niños se inventen unos nuevos. Recomiende a sus hijos mayores que hagan ejercicio o que bailen para mantenerlos en movimiento. Nunca está demás aprovecha este tiempo para ejercitarse.
  • Vigile el tiempo que pasan con dispositivos digitales. En lo posible, jueguen video juegos o visiten el Internet juntos para que el tiempo que lo hagan sea estructurado y restringido. Si sus niños extrañan a sus amigos de la escuela o a miembros de la familia, intente contactarse con ellos en chats de video.

Cómo hablar con los niños sobre el coronavirus

Hay tantas noticias sobre el actual brote del COVID-19 que puede ser abrumador para los padres de familia y atemorizar a los niños. La Asociación Americana de Pediatría recomienda a los padres de familia y a cualquier persona que esté en contacto con los niños que traten de filtrar la información y que hablen con los niños sobre el virus de manera que ellos puedan entender.

  • Tranquilícelos primero. Dígales a los niños que los investigadores y médicos están aprendiendo más sobre el virus y tan rápido como es posible, y que se están tomando medidas para mantenernos a salvo.
  • Deles control. Esta es una buena oportunidad para recordarles a los niños de lo que pueden hacer para ayudar: lavarse las manos con frecuencia, toser en un pañuelo de papel o en las mangas, y dormir bien (lo suficiente).
  • Manténgase alerta a señales de ansiedad. Los niños no siempre saben expresarse con palabras cuando están preocupados, pero usted puede darse cuenta de algunas señales. Podrían ponerse quisquillosos o irritados, más apegados a usted, tener problemas para dormir o parecer distraídos. Trate de tranquilizarlos y continúe con su rutina diaria normal.
  • Ponga control sobre lo que ven en los medios de comunicación. Mantenga a los niños pequeños alejados de imágenes que puedan atemorizarlos en la televisión, redes sociales, computadores, etc. En el caso de los niños mayores, hablen con ellos sobre lo que escuchan en las noticias y corrija cualquier información falsa o rumores que usted haya escuchado.
  • Sea un buen ejemplo. El COVID-19 no discrimina y tampoco usted debe hacerlo. Aunque el COVID-19 se inició en Wuhan, China, esto no quiere decir que tener ascendencia asiática, o cualquier otra, hace a una persona más susceptible al virus o ser más contagiosa. El estigma y la discriminación les hace daño a todos creando temor o ira hacia otras personas, cuando usted debería mostrar empatía y apoyo hacia los que están enfermos para que sus niños también lo hagan.

¡No salga de su casa!

Mientras le sea posible, el distanciamiento social le evitará un mal rato o la preocupación de no saber si está contagiado o no. Recuerde que muchas personas no necesariamente presentan síntomas de COVID-19 y no se sabrá quien lo tiene y quien no.

A %d blogueros les gusta esto: