Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Estudio revela que el Zinc y la Vitamina C no son tratamientos efectivos para el COVID-19

Por Redacción The LatinOH

Investigadores de la Clínica Cleveland han descubierto que el Zinc o el Ácido Ascórbico (Vitamina C), o una combinación de los dos, no disminuyen significativamente la gravedad o la duración de los síntomas en los pacientes con COVID-19 positivos, en comparación con la atención estándar.

Según revela el estudio publicado en JAMA Open Network, desde el comienzo de la pandemia de COVID-19 ha habido una especulación generalizada sobre el papel de varias vitaminas y suplementos para prevenir o tratar la enfermedad causada por el coronavirus, pero sigue siendo limitada la evidencia científica.

Se sabe que el Zinc es importante para la función inmunológica. También tiene un papel en la producción de anticuerpos y glóbulos blancos y puede combatir infecciones. La Vitamina C, un antioxidante, puede ayudar a reducir el daño a las células y se ha demostrado que estimula el sistema inmunológico.

El ensayo clínico COVIDAtoZ incluyó a 214 pacientes adultos con una infección confirmada por COVID-19. Los pacientes fueron aleatorizados y recibieron 10 días de gluconato de Zinc (50 mg), Vitamina C (8000 mg), ambos agentes o atención estándar desde abril de 2020 hasta octubre de 2020. El estudio se detuvo por inutilidad, sin diferencias significativas entre los cuatro grupos.

Específicamente, el criterio de valoración de una reducción del 50 % en los síntomas no mostró diferencias significativas entre la atención habitual de Vitamina C, gluconato de Zinc o el grupo que recibió tanto Vitamina C como gluconato de Zinc.

“Cuando comenzamos este ensayo, no había investigaciones que respaldaran la terapia suplementaria para la prevención o el tratamiento de pacientes con COVID-19”, dijo Milind Desai, director de operaciones clínicas en el Heart Vascular & Thoracic Institute de Cleveland Clinic y co -investigador principal del estudio.

“Mientras veíamos cómo la pandemia se extendía por todo el mundo, infectando y matando a millones, la comunidad médica y los consumidores se apresuraron a probar suplementos que creían que posiblemente podrían prevenir la infección o aliviar los síntomas del COVID-19, pero la investigación acaba de ponerse al día. Si bien la Vitamina C y el Zinc demostraron ser ineficaces como tratamiento en comparación con la atención estándar, el estudio de otras terapias continúa».

Los pacientes inscritos en este estudio no fueron hospitalizados, sino que fueron tratados de forma ambulatoria. «Sabemos que no todos los pacientes con COVID-19 requieren ingreso hospitalario y, en comparación con los que reciben tratamiento en un entorno hospitalario, es más probable que busquen suplementos que puedan ayudarlos, por lo que fue una población importante para estudiar». dijo Suma Thomas, MD, MBA, vicepresidente de operaciones estratégicas en el Heart Vascular & Thoracic Institute de Cleveland Clinic y co-investigador principal del estudio.

Se observaron un total de cuatro eventos de seguridad durante el ensayo, incluidas tres muertes. Sin embargo, la junta de monitoreo de seguridad de los datos no consideró que ninguno de los eventos adversos fuera causado por tratamientos individuales que los pacientes recibieron como parte del estudio.

Hay medidas que las personas pueden tomar para reducir el riesgo de infección. Cuando sea posible, obtenga una vacuna COVID-19. Continúe alejándose socialmente, lávese las manos con frecuencia y use una máscara en público.

Cleveland Clinic es un Centro Médico académico multiespecializado Sin Fines de Lucro que integra la atención clínica y hospitalaria con la investigación y la educación.

A %d blogueros les gusta esto: