Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Identifican lugares con alta concentración de casos y anuncian liberación de presos

Por Neyssa García Toucet | The LatinOH

El incremento de casos de coronavirus (COVID-19) en el estado de Ohio y las señales de lugares ya identificados con alta concentración de personas confirmadas con el virus mantienen a altos funcionarios del gobierno y de la salud tomando medidas más agresivas en un intento por controlar esta pandemia.

Según datos del Departamento de Salud de Ohio (ODH) este martes, un total 4,782 casos confirmados de COVID-19 se reportaron en el estado. Estos datos incluyen unas 167 muertes. Además, 976 profesionales de la salud forman parte de los casos confirmados de COVID-19.

Al momento, los pacientes admitidos a diferentes hospitales del estado ascienden a 1,354 incluidos 417 en unidades de Cuidado Intensivo. Ohio, ha realizado un total de 50,838 pruebas de diagnóstico para COVID-19.

“Es importante pensar en los peores escenarios para que podamos apuntar bien y trabajar para evitarlo. Tenemos que seguir pensando en los peores escenarios,” dijo la directora del ODH, Amy Acton.

Para la experta en salud, el pico de la pandemia podría llegar a Ohio para mediados o fines de abril. Según dijo, nunca sabremos realmente cuántas personas tenían el virus y recalcó en la importancia de mantenerse en un estricto distanciamiento social lo que permitirá que las estimaciones altas de 10.000 casos por día disminuya a 2.000.

“Si cedemos, los casos subirán. En el segundo en que dejamos el pie fuera del acelerador, puede volver a levantarse,” dijo Acton.”

“Es importante saber que NY está por delante de nosotros en la curva b / c, comenzaron a ver casos antes que nosotros. Nuestra curva es más plana hoy, pero no podemos volvernos complacientes,” añadió.

La directora del ODH señaló que ya se están comenzando a identificar lugares con alta concentración de personas con COVID-19. “Cerca de Detroit, cerca de hogares de ancianos, cerca de una prisión. Por eso estamos construyendo nuestro sistema de salud.”

“Tenemos un par de semanas difíciles por delante. Los sacrificios que estamos haciendo son sacrificios dolorosos. Pero si cedemos, comenzaremos a ver un aumento en los casos según los modelos presentados desde un principio,” dijo Acton.

Equipos médicos

Dentro de los esfuerzos realizados para la adquisición de mayor equipo médico que aporte a atajar la emergencia de salud por COVID-19. Acton destacó que han recibido varias donaciones que se resumen en: 577 máquinas de anestesia y 978 equipos de presión positiva en las vías respiratorias de dos niveles (BIPAP). Además, recibieron 2,153 equipos para presión positiva continua en la vía aérea (CPAP) y 901 ventiladores mecánicos.

Cárceles y liberación de presos

Las cárceles plantean un problema único en esta pandemia. El distanciamiento social en la población general está aportando a aplanar la curva de casos de COVID-19.

Sin embargo, para los reclusos y el personal de la prisión, el distanciamiento social se vuelve más desafiante.

“Debemos hacer todo lo posible para proteger al personal penitenciario. No pueden trabajar desde casa. Los necesitamos, los apreciamos y debemos brindarles el entorno de trabajo más seguro posible. También debemos proteger a los reclusos. Y debemos proteger al público de aquellos que pueden causarles daño,” expresó el gobernador, Mike DeWine.

DeWine señaló que la semana pasada, le solicitaron a varios jueces que consideraran la liberación anticipada de 38 delincuentes seleccionados, 23 mujeres embarazadas o posparto y 15 reclusos de 60 años en adelante que ya se acercan a la liberación dentro de los 120 días. Desde entonces, el Gobernador ha continuado junto a su equipo de trabajo analizando la población carcelaria.

“Encontrar presos para salir de las cárceles y crear más espacio para el distanciamiento social no es fácil. Hoy tenemos alrededor de 49,000 personas en nuestras cárceles, y están allí por una razón,” dijo DeWine.

“Los asesinos, los depredadores sexuales, no tenemos absolutamente ninguna intención de liberarlos de nuevo en la sociedad. Para proteger al público, debemos ser inteligentes y enfocados en quién recomendamos para su liberación,” añadió.

Una ley del estado, permite al director del Departamento de Corrección del estado alertar al Comité de Inspección de Instituciones Correccionales (CIIC) de una emergencia de hacinamiento y recomendar que ciertos reclusos sean liberados para hacer más espacio.

Según DeWine, la emergencia por COVID-19 hace que la liberación de algunos presos sea “más urgente”.

“Estamos en tiempos sin precedentes, por eso estoy anunciando hoy que estamos avanzando con este proceso y estamos notificando al CIIC de hacinamiento en nuestras cárceles. Para ayudar a aliviar esta situación, creemos que hay presos específicos que podrían calificar para la liberación que ya están programados para salir dentro de los próximos 90 días,” dijo el Gobernador.

“Para ser claros, no pedimos que todos los que están programados para ser liberados dentro de los 90 días sean liberados antes. Redujimos la lista mirando primero a aquellos que serán liberados dentro de los 90 días y luego eliminamos a los condenados por cargos graves,” expresó DeWine.

Dentro de la lista de presos que no serán liberados de encuentran aquellos que cumplen condenas por:

  • Delitos sexuales,
  • Delitos relacionados con homicidios,
  • Secuestro
  • Intimidación étnica
  • Hacer amenazas terroristas
  • Violencia doméstica.

Otros lista de presos que no serán considerados incluye aquellos que:

  • Se les ha negado la liberación judicial en el pasado.
  • Tener encarcelamientos previos en Ohio
  • Delincuentes interestatales
  • Con órdenes de detención o detenciones
  • Aquellos que han violado gravemente las reglas de prisión en los últimos 5 años.

Luego de la exclusión realizada por la administración DeWine, la lista final al momento incluye un total de 141 reclusos que califican para la liberación de emergencia bajo el estatuto de Emergencia de Hacinamiento de Ohio y tienen una fecha de liberación el 13 de julio de 2020 o antes.

Todos los presos seleccionados están en cárceles de mínima seguridad. “Los presos en estas instalaciones viven en ‘bahías abiertas’ con 80 a 300 personas en una gran sala abierta. Duermen en literas con tres pies o menos entre ellos. Debido a esta configuración, existe la posibilidad de propagación rápida de COVID-19,” dijo DeWine.

Otro grupo de reclusos, que DeWine entiende considerarse para su liberación es el grupo de presos que tienen 60 años o más y tienen una o más afecciones de salud crónicas que los hacen más vulnerables a COVID19.

En este caso, se enfocaron en buscar a aquellos que han cumplido más del 50 % de su condena y se utilizaron los mismos criterios para descartar su liberación tomados en cuenta para el primer grupo señalado. Este grupo quedó compuesto por un total de 26 reclusos en todo el estado.

“Como expliqué ayer, según el procedimiento normal, no puedo conceder una conmutación rápidamente: debemos notificar a los fiscales, jueces y víctimas con al menos 60 días, y eso es después de que se haya presentado toda la documentación correspondiente,” detalló el Gobernador.

Debido a la vulnerabilidad médica de estas personas, el hecho de que algunos no califican para la liberación judicial y la necesidad de considerar estos casos rápidamente, DeWine dejó saber que está tomando una serie de medidas.

“Estamos pidiendo a los jueces y fiscales asociados con estos casos que renuncien a la notificación de 60 días para que puedan llevar estos casos directamente a la junta de libertad condicional. La junta de libertad condicional está preparada para comenzar a reunirse el viernes para abordar estos asuntos,” dijo el Gobernador.

“Si la junta de libertad condicional recomienda que se conmute una sentencia, también pueden recomendar condiciones adicionales para la liberación del recluso. Como Gobernador, puedo aceptar y / o agregar condiciones. Si se violan las condiciones, cumplirán la condena restante,” añadió.

“En general, todas estas son decisiones difíciles. Estamos tratando de adoptar un enfoque medido y razonable que proteja al público e intente minimizar la propagación,” puntualizó DeWine.

%d bloggers like this: