Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Monitorean fragmentos de genes de COVID-19 en aguas residuales

El Gobernador de Ohio, Mike DeWine, dijo que su administración a través de la Red de Monitoreo de Aguas Residuales se encuentra investigando 36 lugares del estado para detectar fragmentos de genes de coronavirus (COVID-19).

Según detalló, aquellos infectados con COVID-19 comienzan a diseminar el virus al principio de su infección, y un aumento significativo y sostenido de los fragmentos de genes encontrados en las aguas residuales puede ser una señal de alerta temprana de un posible aumento en los casos de COVID-19 en un área específica.

«El valor de esta información es que brinda a las comunidades la oportunidad de actuar de manera proactiva para prevenir brotes,» detalló DeWine.

Desde el lanzamiento del programa de monitoreo, el Departamento de Salud de Ohio (ODH) ha notificado a las autoridades de salud en seis comunidades sobre un aumento sostenido de fragmentos de genes encontrados en sus aguas residuales: Dayton, Columbus, Akron, Oregon, Sandusky y Mansfield.

ODH actualmente está monitoreando 36 lugares en todo el estado y se agregarán 25 lugares adicionales durante el próximo mes. «A las comunidades que se encuentran con un aumento sostenido de fragmentos de genes se les ofrece asistencia para realizar pruebas y localizar contacto,» destacó DeWine.

Por su parte, el Departamento de Rehabilitación y Corrección de Ohio (ODRC), en asociación con Ohio State University, también ha comenzado a monitorear las aguas residuales en las cárceles de Ohio para evitar la propagación entre el personal y los presos.

Según informan, un aumento sostenido de fragmentos del gen COVID-19 en las aguas residuales de una prisión desencadenará una serie de acciones dentro de la prisión para prevenir la propagación, incluida la prueba de todo el personal.

ESTADISTICAS ACTUALES DE COVID-19

Este martes, los casos confirmados de COVID-19 en Ohio alcanzan los 152,907 y 4,783 muertes. Un total de 15.413 personas han sido hospitalizadas, incluidas 3.274 ingresos en unidades de cuidados intensivos.

A %d blogueros les gusta esto: