Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Nueva orden de uso de mascarillas y restricciones más severas en Ohio

Por Redacción The LatinOH

Cambios a la orden de uso de mascarillas, restricciones más severas para los comercios y advertencia de cierre a bares, restaurantes y gimnasios fueron parte de los puntos trascendentales en el mensaje ofrecido por el gobernador de Ohio, Mike DeWine al estado este miércoles ante el panorama sombrío por coronavirus (COVID-19).

En horas de la tarde, el Departamento de Salud de Ohio había reportado un total de 5,874 casos nuevos de COVID-19 lo que eleva la cifra a 267,356 desde inicios de la pandemia. La cantidad de muertes reportados en el día de hoy fue de 76 para un total de 5,623. Además, Ohio reportó 253 hospitalizaciones y 36 admisiones a unidades de Cuidado Intensivo.

Vacuna contra el COVID-19

Ante todo este panorama, DeWine optó por cancelar su habitual conferencia de prensa de ayer martes y dirigirse al estado con un mensaje especial el cual comenzó con lo que fue catalogada como una noticia esperanzadora, la vacuna contra el COVID-19.

«El lunes, nuestro país recibió noticias prometedoras sobre una vacuna contra el coronavirus que está desarrollando Pfizer. Los primeros resultados de la fase final de investigación muestran que es eficaz para prevenir la COVID-19. Esto debería darnos esperanza a todos,» dijo DeWine.

La vacuna podría estar disponible en Ohio para el mes de diciembre y tendrá como primera prioridad a los más vulnerables y a los trabajadores de salud esenciales. En una segunda etapa, será administrada a la población general y, «en algún momento después de eso, esperamos lograr una inmunidad significativa en Ohio,» dijo DeWine quien a su vez advirtió que Ohio se encuentra en medio de nuestra tercera ola de COVID-19.

Evolución del COVID-19 en Ohio

Según el Gobernador, en la primavera «los residentes de Ohio hicieron lo que tenían que hacer. Aplanamos la curva y pudimos volver a abrir.
En el verano, nos volvieron a golpear. El virus fue más pesado en nuestras áreas urbanas, y algunos alcaldes y el Departamento de Salud emitieron órdenes de mascarillas en estos puntos calientes.»

Para DeWine, la acción del uso de mascarllas en ese entonces logró reducir los casos de CODI-19 drásticamente.

«Ahora estamos viendo nuestro tercer pico, pero, esta vez, las cosas son muy diferentes. Nos habían advertido que cuando hacía más frío y más seco, y cuando la gente pasaba más tiempo adentro, el virus volvería a aparecer. Y ciertamente lo ha hecho,» añadió.

El Gobernador destacó que este aumento es mucho más intenso, generalizado y peligroso. Al día de hoy, cada uno de los 88 condados de Ohio tiene una alta tasa de propagación del virus, y áreas de Ohio que antes no habían sido impactadas, se están viendo especialmente afectadas.

«A finales de septiembre, teníamos un promedio de menos de 1000 casos al día. Ayer, alcanzamos el número más alto de más de 6,500 casos. Hoy, informamos nuestro segundo número más alto de casos con casi 5,900 casos. Algunos dicen que el único motivo por el que vemos más casos es porque estamos probando más. Sí, estamos haciendo más pruebas, pero el hecho es que las pruebas ni siquiera se han duplicado, pero los casos han aumentado casi cuatro veces,» señaló DeWine.

Durante las oleadas de virus de primavera y verano, la mayoría de los pacientes de COVID-19 en el hospital al mismo tiempo fueron un poco más de 1,100. La semana pasada, Ohio estuvo en casi 2,000 pacientes con COVID en los hospitales. Hoy, una semana después, los números se acercan a 3,000.

Ohio también tiene un número récord de pacientes en Unidades de Cuidados Intensivos. Hace un mes, 240 pacientes con COVID estaban en la UCI recibiendo cuidados intensivos y esta noche son más de 700 personas.

Según DeWine, hoy en día los hospitales funcionan como si estuvieran en el pico de la temporada de gripe en enero. Pero a diferencia de la gripe, cuando el personal sabe que los casos comenzarán a disminuir a fines del invierno o principios de la primavera, estos nuevos casos de COVID no tienen una tendencia a la baja. «Está cobrando un enorme costo humano en los trabajadores de la salud,» dijo.

«En la primavera, queríamos estar seguros de tener suficiente equipo de protección personal (EPP), ventiladores y espacio en el hospital. Hoy, la pregunta es si tendremos o no suficientes personas. Nuestros trabajadores de la salud están agotados. Han estado corriendo un maratón durante nueve meses seguidos, y con esta nueva ola y el inicio de la temporada de gripe, es como si estuvieran comenzando la carrera nuevamente,» añadió.

DeWine advirtió que de no cambiar el panorama de COVID en Ohio, los hospitales se verán nuevamente obligados a posponer una atención importante, pero menos urgente. «Y no se equivoque, si nada cambia, todo esto podría suceder en unas pocas semanas,» destacó.

Cambios a orden de uso de mascarillas

«Debemos volver a lo básico: usar mascarilla, mantener al menos seis pies de distancia de los demás, lavarnos las manos con frecuencia, no tener fiestas ni reuniones en su casa y tratar de obtener suficiente aire fresco en nuestros hogares,» recalcó el Gobernador.

«Sabemos que las máscaras funcionan. Es la forma más fácil y rentable de limitar la propagación de COVID-19. Todos los empleados minoristas tienen derecho a trabajar en un entorno lo más seguro posible, lo que significa que todos los clientes deben usar máscaras,» añadió.

DeWine anunció que volvió a emitir el pedido de uso de mascarillas en Ohio con tres nuevas disposiciones. Cada negocio deberá colocar rotulación de uso de mascarillas obligatorio. Cada negoció deberá asegurarse que tanto sus empleados como los consumidores están haciendo uso de mascarillas y por último, agentes de la Oficina de Compensación Laboral harán inspeccines para velar por el cumplimiento de la orden.

Según detalló el Primer Ejecutivo, de no cmplirse la orden, la primera infracción dará lugar a una advertencia por escrito y una segunda infracción provocará el cierre de la tienda por hasta 24 horas.

Órdenes vigentes y posibles cierres

DeWine recalcó que la orden para limitar las reuniones de más de 10 personas sigue vigente y se aplica a eventos públicos y reuniones privadas. No obstante, debido al incumplimiento de la misma y la alza en casos, anunció que pronto se emitirá una nueva orden para imponer nuevas restricciones importantes a estas actividades sociales.

«Si la tendencia actual continúa y los casos siguen aumentando, nos veremos obligados a cerrar restaurantes, bares y gimnasios. Veremos esto dentro de una semana. Soy muy consciente de la carga que esto supondrá para los empleados y los propietarios. Pero estos son lugares donde es difícil o imposible mantener el uso de mascarillas, que ahora sabemos que es la principal forma de frenar este virus,» dijo el Gobernador.

Específicamente, las áreas congregadas abiertas ya no pueden estar abiertas. La orden requerirá que todos estén sentados y con mascarilla a menos que estén consumiendo alimentos o bebidas activamente y prohibirá actividades como bailar y juegos.

«También debemos usar nuestras mascarillas para mantener a nuestros hijos en la escuela. Nuestras escuelas están haciendo un trabajo fantástico y les agradezco. Creo que la mayoría de los niños están mejor en la escuela que aprendiendo de forma remota,» dijo DeWine.

Sin embargo, dado que el aumento creciente amenaza la capacidad de los distritos escolares para mantener a los maestros en el aula, algunas escuelas están comenzando a cambiar al aprendizaje virtual.

Por otro lado, DeWine advirió del serio problema que causarán las reuniones sociales a medida que nos acercamos al Día de Acción de Gracias.

«Recuerde que cuando alguien con quien no vive entra en su ‘burbuja’, pone en riesgo a todas las personas con las que vive. Incluso nuestra familia y nuestros amigos más cercanos pueden traer COVID a nuestros hogares. No lo hacen intencionalmente, pero sucede cuando no saben que tienen el virus. Solo tenemos que evitar riesgos innecesarios y adicionales en este momento,» dijo.

«Si va a estar con personas que no viven en su hogar, y siente que hay algo que debe hacer, asegúrese de que todos usen una mascarilla. Ninguno de nosotros podría perdonarnos fácilmente si supiéramos que un ser querido contrajo el virus porque lo teníamos y no lo sabíamos. No vale la pena correr ese chance,» añadió.

A %d blogueros les gusta esto: