Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Ohio superó los 80,000 casos de COVID-19

El estado de Ohio superó los 80,000 casos de coronavirus (COVID-19) desde el inicio de la pandemia con un total de 80,186. En las últimas 24 horas hubo un total de 1,444 casos nuevos, 21 muertes, 104 hospitalizaciones y 17 personas fueron admitidas a unidades de Cuidado Intensivo.

El gobernador Mike DeWine, detalló en conferencia de prensa que la mayoría de los brotes en el estado de Ohio se han reportado en fiestas de graduaciones, bares, bodas, funerales, reuniones familiares y sociales.

Al momento, un total de 23 condados se encuentran en Nivel de Alerta 3. El Condado de Allen está en la lista de vigilancia y corre el riesgo de pasar al Nivel de Alerta 4.

Artículo continúa abajo

Según el más reciente informe del Departamento de Salud, el condado de Montgomery permaneció en el Nivel 3 con el condado de Clark subiendo del Nivel 2 al Nivel 3. Por su parte, el condado de Butler bajó al Nivel 2

A continuación detalles de la propagación del virus en varios condados de Ohio:

Allen: Además de encotrarse en Nivel 3 están dentro de la lista de vigilancia. En los últimos 14 días, se han identificado 110 casos de COVID19, que es el 23% del número total de casos del condado desde el comienzo de la pandemia. Además, ha aumentado la cantidad de personas que buscan atención médica y acuden a salas de emergencias.

Clark: Nivel 3, Alerta Roja. En los últimos 14 días, se han identificado 113 casos de coronavirus, que representan el 12 % del número total de casos desde el comienzo de la pandemia. Promedio de casos diarios ha aumentado de 5.5 casos del 1 de julio a 12 casos antes del 16 de julio. Algunos de los brotes en el condado de Clark están relacionados con los deportes juveniles y las instalaciones de atención a largo plazo. Un brote basado eventos religiones tuvo 19 casos.

Defiance: Nivel 3, Alerta Roja. En las últimas dos semanas, el condado de Defiance ha visto 30 casos, que es un número más alto que cualquier otro período de dos semanas. De hecho, más de 1/3 del total de casos para toda la pandemia han ocurrido en las últimas dos semanas. Los brotes recientes en el área han incluido un lugar de trabajo y reuniones sociales celebradas en un área de recreación popular

Erie: Nivel 3, Alerta Roja. En solo dos semanas, se han reportado 89 casos nuevos o el 23 % del número total de casos, lo que hace que el condado sea de «alta incidencia», según lo definido por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Las visitas a salas de urgencias han aumentado. Muchos casos se han relacionado con el Hogar de Veteranos de Ohio. El condado de Erie también se ha visto afectado por los brotes recientes de Put-in-Bay.

Hardin: Nivel 3, Alerta Roja. Ha aumentado la cantidad de personas que buscan atención médica para el coronavirus. Del 10 al 17 de julio, las visitas a entornos ambulatorios crecieron de un promedio de 3 visitas por día a casi 7. En las últimas semanas, casi todos los casos fueron en la comunidad, no en entornos de congregación.

Henry: Nivel 3, Alerta Roja. En las últimas dos semanas, se han identificado más de la mitad de sus casos desde el comienzo de la pandemia. El condado excede la categoría de «alta incidencia» para los casos COVID-19, según lo definido por los CDC. Muchos de estos casos se remontan a un evento «Name that Tune» en una bodega local el 11 de julio que ha resultado en 53 casos relacionados. Los números asociados con este evento pueden aumentar a medida que continúa la investigación del brote.

Lawrence: Nivel 3, Alerta Roja. En los últimos 14 días, se han identificado 74 casos en el condado de Lawrence, lo que representa el 46 % del total de casos del condado desde el comienzo de la pandemia. El condado excede la categoría de «alta incidencia» para casos de COVID-19 según lo definido por
los CDC. Entre el 1 y el 14 de julio, el promedio de casos diarios aumentó de 1 a casi 8. Algunos de los casos del condado se remontan a un bar, un viaje en autobús y un funeral.

Marion: Nivel 3, Alerta Roja. Marion ha tenido 57 casos de COVID-19 identificados durante las últimas dos semanas, lo que representa el 15 % del total de casos desde el comienzo de la pandemia. Los brotes recientes han incluido múltiples casos asociados con fiestas de pijamas para niños y un brote en un centro de enfermería.

Medina: Nivel 3, Alerta Roja. Después de estar en Alerta Naranja, Nivel 2, durante las últimas tres semanas. Según los funcionarios de salud, Medina vio 74 casos durante el período de siete días del 6 al 13 de julio, que es el mayor número de casos durante un período de siete días desde que comenzó la pandemia. Las autoridades dicen que el aumento en los casos se ha remontado a fiestas de graduación, bodas, otras reuniones grupales y viajes fuera del estado. Además, algunos casos pueden estar relacionados con brotes de Put-in-Bay y Athens donde las personas fueron a socializar y luego regresaron a sus hogares.

Franklin: Ha tenido más de 225 casos por cada 100,000 residentes en las últimas dos semanas.

Licking: Tuvo más de 110 casos por cada 100,000 residentes durante el mismo período.

Aunque Butler, Lorain, Summit y Wood están viendo un aumento más lento en la propagación y ahora están en Alerta Naranja, Nivel 2, permanecen dentro de la definición de los CDC de incidencia moderadamente alta de COVID-19. Tanto Wood como Butler se encuentran en el borde de llegar a la definición de alta incidencia.

«Esto nos dice que, en general, las medidas para mitigar la propagación de COVID-19 en los condados rojos deben ser mayores. Diligencia en el distanciamiento social, usar máscaras, lavarse las manos, reducir las interacciones con otros fuera de su hogar y esto puede estar ayudando a frenar el aumento en estos condados,» dijo DeWine.

A %d blogueros les gusta esto: