Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Puerto Rico, somos fuerza

Por Neyssa García Toucet

No olviden que somos fuerza, que somos resilientes, que nos reinventamos como país desde que el huracán María nos intentó apagar. Pero no lo permitimos, nos levantamos.

Sabemos lo que es bañarnos con agua de lluvia, organizarnos como vecinos a buscar comida, leche, agua, medicinas y un pedazo de pan y café caliente.

Sabemos lo que es compartir la extensión para conectarnos a generadores, cortar árboles, abrir caminos hacer largas filas para gasolina, no tener techo y que nuestra protección a la frialdad de la noche sea un toldo azul.

Sufrimos y enterramos a nuestros propios muertos. Lloramos juntos, nos despedimos, hicimos de María la mejor arma de resistencia.

Mientras el gobierno se dedicaba a velar por los intereses de unos pocos a lucrarse a través del dolor de un pueblo, Puerto Rico se levantaba, por nosotros mismos.

Hoy, lo volvemos a hacer. Muchos desde el lugar que será protagonista de una gran lucha. Otros desde la distancia, pero todos unidos en un solo corazón.

Levantamos nuestra voz con nuestro reclamo de cero tolerancia al abuso de un gobierno que no nos representa, que se burló de nosotros, de las mujeres, de los obesos, los homosexuales, de los muertos.

Reclamamos con indignación por este grupo de “intocables” que frente a cámaras luchaban “por un mejor Puerto Rico”, pero por medio de su chat veían “un futuro maravilloso sin puertorriqueños”.

No claudiquemos ante el atropello de aquellos que se empeñan en jugar con nuestro pueblo. Aquellos que anteponen sus intereses personales por encima de todo sin importar consecuencias.

Demostremos hoy al mundo lo que tanto hemos repetido en este tiempo… Nos quitaron todo, que hasta nos quitaron el miedo.

Ser puertorriqueño es pasión y orgullo. Amar a Puerto Rico es lo que nos lleva hoy a esta manifestación masiva. No es rojo, azul o verde es Puerto Rico.

Advertisements
%d bloggers like this: