Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Tres maneras de superar lo que no puedes controlar

Por nuestro invitado Juan Santiago

Cualquiera puede mantenerse motivado mientras todo sale bien. Hacerlo mientras parece que el mundo se te cae encima, eso es otro cuento… Especialmente cuando nos suceden eventos que no podemos controlar.

No importa lo que suceda. Lo que importa es cómo respondes a lo sucedido.”

Durante la vida pasamos por momentos buenos acompañados por periodos llenos de contratiempos, obstáculos y de muchas pero muchas personas difíciles. Me encantaría que fuese diferente pero yo no inventé las reglas. Lo único que se es que nuestro trabajo es mantenernos enfocados en lo que sí controlamos en vez de mortificarnos por situaciones que no podemos cambiar. 

¿Qué no puedes Controlar?

  • Una muerte inesperada;
  • Cuando la aerolínea te cancela el vuelo;
  • El cinismo de tu jefe;
  • La goma que se te explotó de camino a la cita;
  • El que no te acepten en la universidad que querías;
  • Cuando una paloma decide descargarse en tu blusa nueva;
  • El huracán que afectó a tu pueblo.

Si te fijas, no tienes poder sobre ninguno de los puntos anteriores. Puedes prepararte o reclamar algún derecho, pero eventualmente llegarán momentos en que sucederán cosas que no serán de tu agrado. Ese es el momento en que le pones todas tus energías a lo que está bajo tu control.

Que si puedes Controlar

  • Tu Manera de Pensar
  • Tus Acciones

Digamos que ayer te rechazó ese chico o chica que tanto te gusta. ¿Que vas a hacer? ¿Obligarlo a que te ame? ¿Darle por la cabeza y llevártelo para tu casa?¿Aguantas la respiración hasta que cambie de pensar? ¡No! ¡Por Dios no!

Lo que otros piensen, digan o sientan está fuera de tu alcance porque todo el mundo es diferente. Lo que puedes hacer es aceptar el rechazo y cultivar una bonita amistad o seguir tu camino y buscarte a alguien que te complemente.

Aquí te entrego tres estrategias que te ayudarán a superar las cosas que no puedes controlar.

Suelta el pasado

Por más que quieras aún no existe una máquina del tiempo que te lleve a arreglar las loqueras que hiciste hacen 10 años atrás. Si quieres ser feliz, pasa la página. ¡Lo mejor del pasado es que ya pasó! Aprende de lo sucedido, pasa la página y dirige tu mente y tus acciones hacia posibles soluciones. 

Cambia tu percepción

¿Y ese evento “trágico” fue la clave que te colocó en el camino correcto? A veces peleamos tanto con el problema que no nos damos cuenta del tesoro que nos está brindando. Haz el experimento, imagínate que eres un turista y mira tu situación desde afuera. Pregúntate, ¿Qué aprendí de esta situación? ¿Qué me estará diciendo? ¿Cómo me beneficia?

 Abraza el cambio

Observa la naturaleza y verás que nada se queda igual. Todo está creciendo o muriendo, pero no existe tal cosa como estar estancado. Piensa que el cambio es como una ola. Móntate y déjate llevar para que llegues a la orilla. Pelea con ella y te ahogarás. Abraza los cambios mirándolos como parte de tu iniciación. Acepta el reto y crecerás más de lo que te imaginabas.

Juancho website – juantemotiva.com. Instagram – juanchomasterneuro. YouTube – Juan Santiago TV

Advertisements
%d bloggers like this: